Cómo (y dónde) almacenar líquidos de cigarrillos electrónicos para mantenerlos en el mejor estado.

Líquidos para cigarrillos electrónicos: cómo y dónde guardarlos

La fase de almacenamiento es fundamental para preservar la calidad. Algunos consejos para protegerlos del deterioro y evitar inconvenientes deseables.

Los líquidos de los cigarrillos electrónicos acaban directamente en los pulmones.

Por lo tanto, comprenderás la importancia de almacenarlos de la manera correcta para no correr el riesgo de que se deterioren y hagan que su experiencia de vapeo sea insatisfactoria o incluso molesta.

Una vez abiertos, de hecho, los líquidos están sujetos a diversas modificaciones que pueden provocar una disminución significativa de su calidad, si no se presta la debida atención a la fase de conservación.

En este artículo te explicaré cómo y dónde almacenar tus e-liquids para conservar sus aromas y calidad.

¿Cómo almacenar los líquidos de los cigarrillos electrónicos?

Como te decía, para preservar la calidad de tus e-liquids es fundamental que tengas la información adecuada sobre su correcta conservación.

Puede parecer extraño o incluso exagerado, pero créeme cuando te digo que subestimar aparentemente pequeños detalles puede arruinar irremediablemente sus líquidos, obligándolo a tener que tirarlos, perdiendo tiempo y dinero.

Lo primero que debes saber es que los líquidos, especialmente por la presencia de nicotina, son propensos a la oxidación. Este proceso, como podrás imaginar, depende del contacto de los componentes con el oxígeno y la luz directa.

Por ello, te recomiendo que los guardes protegidos de la luz y en un lugar que no esté especialmente sujeto a cambios de temperatura elevados. Para ser claros, si no quieres tirar todo antes de tiempo, evita dejarlos cerca de ventanas o cerca de fuentes de calor como estufas y radiadores.

Estos factores, de hecho, pueden alterar la calidad de tu líquido tanto en términos de sabor como de rendimiento de vapeo. Un ambiente fresco y oscuro garantizará el almacenamiento a largo plazo sin sorpresas desagradables.

Ahora que sabes que la luz y el calor pueden arruinar el líquido para siempre, podemos empezar a pensar dónde almacenarlo.

Lea también: Cigarrillo electrónico: ¿con cuánta nicotina empezar? Consejos y errores a evitar.

¿Dónde almacenar los líquidos de los cigarrillos electrónicos?

Si vives solo, puedes pensar que elegir el lugar para almacenar tu e-líquido no es un tema digno de atención. Después de todo, es tu hogar y ciertamente puedes disponer de él como mejor te parezca.

Pero, ¿seguirías siendo de esta opinión si te dijera que existe un peligro real de envenenamiento? Sobre todo, para animales y niños, que podrían ingerirlo impulsados ​​por esa combinación de curiosidad e inconsciencia propia de estas categorías.

Mantener los líquidos fuera del alcance de los niños y los animales

En este sentido, es bueno que tomes precauciones.

Asegúrate de almacenar las botellas lo suficientemente alto como para que no sean fácilmente accesibles y elige una taquilla especial donde guardarás solo los accesorios para tu e-cig, incluidos los líquidos. Y si pudieras cerrarlo, sería aún mejor. ¡No querrás arriesgarte a tener intoxicaciones sobre tu conciencia!

Otro aspecto que te invito a considerar es el de la reconocibilidad del contenido. Déjame explicar. Haz todo lo que esté a tu alcance para dejar muy claro lo que hay dentro de la botella. Todo lo que necesitas hacer es aplicar una etiqueta adhesiva en la que quede claro que se trata de productos químicos potencialmente peligrosos.

Esto te ayudará a proteger a tus seres queridos de errores accidentales. Evitar dejar líquidos cerca de otras sustancias, como detergentes o, peor aún, alimentos, también puede ser de ayuda en este sentido.

Te recuerdo, de hecho, que la nicotina en forma líquida no es altamente tóxica solo en caso de ingestión, sino también en caso de contacto directo con la piel. Ambos escenarios pueden tener consecuencias muy graves y si lamentablemente alguien ha entrado en contacto con el líquido de nicotina, no pierdas tiempo y acude de inmediato al hospital. Se requerirán procedimientos anti-veneno.

Como dicen, más vale prevenir que curar y, si tomas las precauciones que te he sugerido sobre cómo y dónde guardar las botellas, podrás dormir tranquilo: no pondrás a nadie en peligro y sabrás que tienes hecho todo lo posible para mantener sus líquidos frescos durante el mayor tiempo posible.

Pero, ¿son los métodos de conservación los únicos factores que pueden determinar el deterioro del líquido? Averigüémoslo juntos.

Lea también: Desintoxicación de la nicotina: cuáles son los remedios más eficaces para superar la adicción

¿Qué sucede con tu e-líquido una vez que se abre la botella?

Inmediatamente después de abrir la botella, el aire penetrará en su interior para no volver a salir nunca más. De hecho, cuanto más consume, más espacio disponible para ello aumenta.

Como mencioné anteriormente, la nicotina está muy sujeta al proceso de oxidación. Puede limitar el daño protegiéndolo de la luz y el calor, pero ciertamente no puede evitar que el aire permanezca dentro de la botella medio vacía. Entonces, ¿qué hacer en este caso para minimizar el deterioro causado por el oxígeno?

La botella de nicotina líquida, una vez abierta, está sujeta a la oxidación

Un truco tan sencillo como banal es verter el contenido en botellas poco a poco más pequeñas. De esta forma limitarás en gran medida la acción oxidante del aire y en consecuencia alargarás la vida de tu líquido.

Incluso los aromas son sensibles al paso del tiempo y, sobre todo los aromas líquidos frutales, tienden a estropearse con facilidad. Aunque en este caso será solo -¿solo? – una cuestión de gusto agradable, es preferible comprar cantidades limitadas de líquido para vapearlo siempre relativamente fresco.

¿Qué pasa si ya has comprado botellas bastante grandes? Pensaste que los estabas consumiendo a tiempo y en cambio los encuentras caducados. ¿Qué hacer?

E-líquido caducado: ¿cómo comportarse?

Puede parecer difícil dejar que caduque un e-líquido, ya que suelen tener una vida útil que va desde un mínimo de un año hasta un máximo de tres.

Supongo que darte cuenta justo antes de vapear que el líquido ha caducado no fue una sorpresa agradable, especialmente si no tenías una alternativa disponible o si te diste cuenta de que estaba caducado, solo después de vapearlo durante días.

¿Tienes que preocuparte? ¿Estás en peligro?

La respuesta es no. Ciertamente no estoy sugiriendo que no te importen las fechas de caducidad, pero parece que la composición química del líquido garantiza una duración mucho más larga que la indicada por la fecha de caducidad.
Básicamente, el único peligro que puedes correr es el de experimentar una experiencia de vapeo bastante pobre.

El golpe estará prácticamente ausente y lo más probable es que el sabor tienda a ser amargo y seguramente no será tan agradable como cuando lo compraste.

En conclusión, ¿cómo y dónde almacenar el e-líquido?

Asegúrate de que no sea posible confundirlo con alguna otra sustancia aplicando una etiqueta inequívoca y, si puede, elige un lugar que sea inaccesible para los animales y los niños. Si puedes mantenerlo bajo llave aún mejor.

Para no arriesgarse a arruinar el sabor y la calidad de tu e-liquid, asegúrate de guardarlo en un lugar fresco y protegido de la luz.

Y si te das cuenta de que tu líquido ha perdido el efecto que tenía o simplemente sientes el deseo de cambiar el aroma o la concentración de nicotina liquida, visita nuestro sitio web Terpy.es