Cigarrillos electrónicos y dolores de cabeza por el vaping: por qué sucede y cómo evitar que se repita

dolor de cabeza del cigarrillo electrónico vaping por qué se produce

Lo que puede causar los efectos secundarios de vaping como la migraña y el dolor de cabeza

El vapeo es una decisión que muchas personas toman para intentar reducir el consumo de cigarrillos analógicos o incluso para intentar dejar de fumar. Aunque es una actividad mucho menos dañina que el tabaquismo tradicional, fumar un cigarrillo electrónico también puede tener efectos secundarios, algunos de los cuales pueden ser bastante molestos e invasivos.

En este artículo descubrirás qué correlación puede haber entre los dolores de cabeza y el vapeo y cómo puedes remediarlo.

El vapeo puede provocar dolor de cabeza

El vapeo puede provocar dolor de cabeza: he aquí el motivo

Muchas personas experimentan este malestar después de inhalar cierta cantidad de vapor de los líquidos de los cigarrillos electrónicos, a menudo acompañado de una sensación de sequedad en la boca y la garganta.

Por supuesto, las reacciones pueden variar de una persona a otra y este malestar puede tener diversos grados de dolor, aunque en la mayoría de los casos los dolores de cabeza por vaping no son graves y rara vez se agudizan. Sin embargo, los factores que pueden causar la aparición de mareos, dolor de cabeza y migraña después de vapear pueden ser variados.

La principal es, sin duda, la cantidad de nicotina que contienen los líquidos para vapear. Esta sustancia, que es la principal responsable de la adicción al tabaco, es un componente que la mayoría de los vapers utilizan para abandonar gradualmente el cigarrillo tradicional. Sin embargo, si la nicotina líquida ingerida al vapear supera el umbral tolerado, existe la posibilidad de que se produzcan dolores de cabeza.

Sin embargo, este efecto secundario no está necesariamente relacionado con el exceso de nicotina. En la composición de la base del eliquid, de hecho, hay un elemento -el propilenglicol- que en algunas personas genera deshidratación, situación a la que el cuerpo puede reaccionar con dolores de cabeza. También entre las causas de este efecto secundario puede estar la presencia de aromatizantes o ingredientes mal tolerados en los líquidos.

Como ya se ha mencionado, los dolores de cabeza que produce el vaping son mucho menos intensos que los que provoca fumar un cigarrillo tradicional. Averigüemos por qué.

Lee también: ¿Cuánta nicotina tomamos con el cigarrillo electrónico? Aclaremos

Por qué pueden aparecer dolores de cabeza después de fumar

Para entender por qué fumar un cigarrillo produce un dolor de cabeza más fuerte y persistente que el vaping en algunos casos, basta con distinguir los dos procesos por los que se produce la inhalación. Mientras que el cigarrillo electrónico implica la vaporización de líquidos, el cigarrillo analógico implica la combustión.

Durante este proceso, tanto el tabaco como el papel se queman; por lo tanto, en cada calada se introducen en el organismo un gran número de sustancias nocivas y tóxicas como la nicotina, el alquitrán y el monóxido de carbono. Por lo tanto, es más que normal que las personas que fuman mucho cigarrillo sufran dolores de cabeza agudos y duraderos.

La nicotina, que también desempeña un papel importante en el vapeo, puede provocar vasoconstricción y aumento del ritmo cardíaco. Esta mezcla hace que el flujo sanguíneo en la zona de la cabeza no sea óptimo y el cuerpo reacciona con dolores de cabeza o migrañas. Por otro lado, el monóxido de carbono es el principal responsable de los mareos en algunas personas con hábito de fumar.

Admitámoslo: entre las muchas razones por las que los fumadores intentan abandonar el hábito está el deseo de librarse de los dolores de cabeza, y el hecho de que este efecto secundario pueda repetirse (aunque de forma menor) con el vaping no es ciertamente bienvenido.

Afortunadamente, si el problema se produce con el vaping, se puede remediar. Veamos cómo.

El dolor de cabeza es uno de los efectos secundarios del vapeo

Dolores de cabeza por el vaping: cómo prevenir y solucionar el problema

Una vez establecidas las posibles causas de los dolores de cabeza al vapear, veamos qué debe hacer para evitar este molesto efecto secundario. En primer lugar, es importante leer qué componentes están presentes en el líquido para estar seguro de que no hay aromas para vapear a los que eres alérgico (o alérgica) o que te producen un efecto desagradable.

Si la base del eliquid tiene un porcentaje demasiado alto de propilenglicol y crees que tu dolor de cabeza se debe a este elemento, cambia a un líquido que contenga menos.

Y ahora llegamos a la nicotina. Si un exceso de nicotina es la causa de tu dolor de cabeza al vapear, tienes dos opciones para resolver el problema: reducir la dosis de nicotina en tus líquidos sabor tabaco, cremosos o afrutados o reducir la frecuencia con la que vapeas.

Independientemente de todo, una forma de prevenir la aparición de dolores de cabeza es mantener una buena hidratación; por lo tanto, beber mucha agua puede ayudar a evitar que se produzca este efecto secundario durante y después de vapear.

Lee también: Cómo elegir la boquilla ideal para tus hábitos de vapeo

En conclusión

Sea cual sea el origen de su dolor de cabeza relacionado con el vaping, existe una solución. A menos que el dolor sea demasiado intenso y frecuente (en cuyo caso harías bien en hablar con un médico), puedes intentar sobrellevarlo con algunos pequeños trucos.

En Terpy encontrarás líquidos para vapear con varias dosis de nicotina y propilenglicol y todo lo que necesitas para crear tus propios líquidos según tus preferencias y necesidades.

¡Te esperamos en Terpy.es!