Piezas del cigarrillo electrónico: estos son los componentes del instrumento para vapear.

Aquí están todos los componentes del cigarrillo electrónico y sus características.

¿Tienes curiosidad por conocer las partes que componen un cigarrillo electrónico? Aquí están las piezas y sus características.

Al contrario de lo que algunas personas pueden pensar tras un primer vistazo superficial, los cigarrillos electrónicos no son una pieza única, sino que están formados por varios componentes que tienen funciones específicas e influyen en la experiencia de vapeo.

Con los cigarrillos electrónicos ya fabricados, se trata de características estándar, mientras que cuando se conoce el sector, se pueden montar cigarrillos electrónicos con componentes personalizados, para poder vaporizar los e líquids de vapeo de forma diferente, para una experiencia totalmente satisfactoria.

Pero ahora vamos a ir directamente al grano.

Estas son las piezas del cigarrillo electrónico que debes conocer.

Partes de cigarrillos electrónicos.

Componentes del cigarrillo electrónico: por qué es importante conocerlos.

Si te estás iniciando en el vaping, lo correcto es que conozcas los componentes del dispositivo que estás utilizando por varias razones.

En primer lugar, porque después de un cierto período de uso es posible que necesites comprar repuestos de cigarrillos electrónicos, pero también para que sepas exactamente lo que afecta tu experiencia de vapeo.

¿Qué es lo que hace que percibas los aromas del vapeo con mayor intensidad?

¿Qué afecta al calor y a la cantidad de vapores emitidos?

Se trata de los componentes.

El cigarrillo electrónico se compone de:

  • un depósito (que contiene el líquido del cigarrillo electrónico);
  • un atomizador (que convierte el líquido en vapor);
  • una boquilla (de la que se extrae el vapor);
  • una batería (para activar el funcionamiento).

Estos son los principales componentes de un cigarrillo electrónico, que pueden tener diferentes características para personalizar la experiencia de vapeo.

Lee también: ¿Se puede vapear en lugares públicos? Despejamos tus dudas

Drip tip: la boquilla del cigarrillo electrónico.

La pequeña boquilla en la que se coloca la boca para vapear se llama drip tip. Cada cigarrillo electrónico puede llevar una punta diferente, que se puede elegir principalmente por el tamaño y la forma, el color y el material.

El color, por supuesto, sólo afectará a la estética, pero las otras características afectan a la experiencia de vapeo.

La forma plana es considerada más cómoda por la mayoría de los vapeadores, la forma redonda recuerda a la forma de un cigarrillo analógico, por lo que suele ser elegida por los exfumadores.

En términos de longitud, una drip tip más corta produce un vapor más cálido, las puntas más largas un vapor ligeramente más cálido.

También hay que prestar atención al orificio de entrada o de calada, ya que si es demasiado pequeño puede dificultar la experiencia de vapeo al causar problemas de condensación.

Sin embargo, la característica que merece más atención es probablemente la elección del material.

Algunas drip tip, como las de plástico, podrían afectar a la percepción de los aromas del cigarrillo, mientras que las de metal, aunque son neutras en términos de rendimiento aromático, podrían sobrecalentarse.

La mejor opción, por tanto, es optar por resinas (como el delrin) que sean capaces de mantener una temperatura adecuada para los labios y que no interfieran con los aromas.

Cartucho o Tank: El componente que contiene los líquidos.

El cartucho o “tank” es un pequeño depósito cuya finalidad es contener el líquido para cigarro electrónico, es decir, las mezclas particulares que se utilizan para vapear, compuestas por la base del e liquid, diferentes tipos de aromas (aromas de tabaco, afrutados, etc…) y nicotina líquida.

Los cartuchos pueden ser rellenados o reemplazados dependiendo del tipo de dispositivo que decidas utilizar y están conectados al atomizador, el componente más importante del que vamos a hablar.

Piezas de cigarrillos electrónicos: atomizador.

Atomizador del cigarrillo electrónico: el componente que hace posible el vapeo.

El atomizador es probablemente el componente que más influye en la experiencia de vapeo. La elección del atomizador determina la cantidad y la densidad del vapor, su temperatura y la percepción de los aromas que contiene.

Es la parte del cigarrillo electrónico que permite la vaporización de los e líquidos a través de un elemento calefactor (o bobina).

El proceso de vaporización tiene lugar de la siguiente manera: el líquido (que puede estar contenido en el tanque o en el cartucho) entra en contacto con la resistencia del atomizador y, transformado en vapor de mayor o menor temperatura, es empujado hacia arriba para llegar a la boca del vaporizador.

Para evitar el mal funcionamiento del dispositivo de vapeo, es importante adaptar el atomizador con la resistencia adecuada a la batería compatible.

En particular, según la resistencia para el cigarrillo electrónico es posible categorizar los atomizadores en tres tipos:

Los atomizadores de resistencia normal son los que se suelen encontrar en los kits ya preparados, generan una cantidad intermedia de vapor y tienen una buena durabilidad.

Los atomizadores de baja resistencia (LR) son muy populares para quienes gustan de grandes cantidades de vapor muy caliente, pero son más frágiles que los anteriores, por lo que tienen una vida útil más corta.

Los atomizadores HW y HWW producen mucho vapor, pero para que funcionen correctamente deben combinarse con dispositivos de “gran batería”, es decir, cigarrillos electrónicos que puedan alcanzar altas potencias.

Batería de litio recargable.

La batería del cigarrillo electrónico afecta tanto a la vida útil del dispositivo como a la experiencia de vapeo, pero también al diseño, ya que puede ser más grande o más pequeña y se activa fácilmente con un botón.

Como hemos visto anteriormente tiene que ser emparejado con el atomizador adecuado e influye en su funcionamiento.

Una batería con más o menos potencia afecta al calor de los líquidos vaporizados y a la cantidad emitida.

Recargar la batería es fácil, sólo hay que conectarla a un cable USB y a la fuente de alimentación y ya está. Por supuesto, cuanto más potente sea la batería, más tiempo tardará en cargarse completamente.

Lee también: Causas de la tos al dejar de fumar: toda la información

En conclusión

Lo que acabas de leer es una breve introducción a las partes del cigarro electrónico que es importante conocer.

Estas son las piezas que determinan el funcionamiento del dispositivo y pueden ser sustituidas si es necesario (es fácil encontrar piezas de cigarrillos electrónicos on-line) sin demasiada dificultad.

Dicho esto, si aún no has comprado tu nuevo cigarro electrónico, echa un vistazo a la selección de productos de nuestra tienda Terpy y, por supuesto, compra cualquier e líquido sabor gourmet especial o aquellos que más te atraigan, eligiendo entre la gran oferta de nuestra selección.

¡Te esperamos en Terpy.es!