Mods mecánicos: qué son, cómo usarlos y por qué no son la opción adecuada para los principiantes.

Qué son los mods mecánicos y cómo se utilizan

Mucho más potentes porque carecen de sistemas de seguridad adecuados.

¿Eres un entusiasta, participas en la persecución de nubes o realizas los trucos más locos de vaping? Si la respuesta es afirmativa, lo más probable es que ya hayas utilizado o al menos hayas oído hablar de los mods mecánicos.

Para los novatos o, en general, para las personas que no tienen ni idea de lo que son los mods mecánicos ni de cómo funcionan, todo esto puede parecer complejo y, por tanto, difícil de entender.

Por otro lado, los entusiastas del vapeo que ven vídeos en la web suelen quedar intrigados cuando ven dispositivos de vapeo completamente diferentes a los que se venden en sus tiendas locales. De hecho, los mods mecánicos, también conocidos como “mech mods”, son los más utilizados por los vapers profesionales.

Pero, ¿cómo se usab los mods mecánicas? ¿Cómo funcionan los mods mecánicas? ¿Son peligrosos los mods mecánicos?

En este post, comparto contigo la información principal sobre estos dispositivos y te explico por qué, si eres principiante, deberías optar por soluciones alternativas.

Lee también: ¿Qué indican los vatios en el cigarrillo electrónico y a cuánto debes configurar la potencia de tu dispositivo?

¿Qué son los mods mecánicos y cómo funcionan?

Un mod mecánico, o no regulado, es un dispositivo increíblemente sencillo, mucho más de lo que un vaper inexperto podría imaginar.

En pocas palabras, es un cigarrillo electrónico que suministra energía pura de la batería (esencialmente, electricidad) al atomizador. Es un aparato básico, más sencillo que uno normal y tiene los componentes básicos que se pueden encontrar en cualquier aparato, como la carcasa, la batería y el atomizador.

Cuando las 3 secciones roscadas individuales, el interruptor, el conector 510 y la carcasa con la batería se conectan entre sí, forman la base del mod mecánico.

Una vez que se acciona el interruptor, se crea el circuito eléctrico y se aplica la tensión de la batería al pin central del conector 510. Cuando se suelta el interruptor, la tensión aplicada al conector 510 se desconecta.

Ahora, cuando el atomizador (tanque) o un RBA/RTA se enrosca en el conector 510, una vez que se acciona el interruptor, la corriente fluye a través de la bobina del tanque. A su vez, la bobina del tanque se calienta y vaporiza el e-líquido contenido en el tanque.

Es importante recordar que cuando se pulsa el interruptor, la energía de la batería se libera en el elemento calefactor.

No hay elementos de seguridad o protección y la corriente se extrae directamente de la batería.

La corriente absorbida se regula entonces mediante la resistencia de la bobina montada en el interior del tanque o atomizador.

Además, cuanto menor sea la tolerancia de la resistencia, mayor será la corriente extraída de la batería.

La potencia (el vataje, en otras palabras) a la que uno vapea también está definida por la resistencia de la bobina y no hay forma de ajustarla en un mod mecánico. Por lo tanto, para utilizarlo correctamente, es necesario tener muy claros los principios de la física que entran en juego.

Con el mod mecánico no se puede ajustar la potencia de vapeo

¿Son peligrosos los mods mecánicos?

Digamos las cosas como son. ¿Quieres usar un mod mech? Saca tus libros de física y empieza a estudiar. Cuando seas capaz de recitar los principios de la ley de Ohm, calcular los amperajes y los valores de las baterías mientras duermes, quizás estés a la altura. Manejar un mech mod sin el pleno conocimiento de estos elementos, de hecho, puede ser muy peligroso.

En 2018, por ejemplo, un hombre de 38 años de Florida falleció al explotar su mod mecánico. El “vape explosivo” que lo mató causó, como es de esperar, mucha confusión sobre la seguridad de los e-cig.

A este respecto, intentemos aclararlo.

Los riesgos de explosión de los mods mecánicos pueden depender principalmente de dos factores: el primero es el riesgo clásico que presenta cualquier dispositivo alimentado por baterías; el segundo está directamente relacionado con el uso inadecuado de la potencia ilimitada de los mods mecánicos.

Cuando, entonces, se intenta manipular el voltaje de estos aparatos -que, como hemos dicho, no tienen cierres de seguridad- los riesgos aumentan exponencialmente.

Para tratar de limitar la posibilidad de explosión, algunos dispositivos están equipados con respiraderos para aliviar la presión en caso de acumulación de gas, pero como he dicho, no todos están equipados. Por lo tanto, el uso de un mod mech sin ventilación es muy desaconsejable.

Para evitar en lo posible los peligros de las explosiones de las baterías, el consejo -sobre todo en el caso de los vapers novatos- es optar por modelos más seguros, como los mods electrónicos.

Lee también: Guía paso a paso para mezclar líquidos caseros para cigarrillos electrónicos.

Mods electrónicos: mucho más seguros que los mecánicos.

Al hablar de vaping, hay que tener en cuenta que existen decenas de dispositivos diferentes, pero las dos categorías principales son los mods mecánicos o electrónicos.

Los mods regulados, otra forma de identificar a los eléctricos, constituyen la gran mayoría de los dispositivos de vaping del mercado y contienen placas de circuitos para regular la potencia y controlar las funciones.

Se incluye el flujo de energía y los mecanismos de seguridad incorporados, como la protección contra el sobrecalentamiento y los cortocircuitos. Los dispositivos de tensión y potencia variable forman parte de esta familia.

Los mods no regulados, en cambio, consisten en una bobina conectada directamente a una batería. La diferencia es bastante obvia: no hay regulación ni mecanismos de seguridad.

De hecho, la energía bruta de la batería se suministra a un atomizador sin circuitos electrónicos, ajustes de potencia ni elementos de seguridad.

En resumen, ¡no es una garantía de tranquilidad!

Vapear de forma segura con un mod electrónico

En conclusión, los mods mecánicos no son la mejor opción para los principiantes.

A menos que tengas un conocimiento profundo de cómo funciona un mod mecanizado y de cómo funcionan la corriente y la resistencia, no te recomendaría usar un dispositivo no regulado.

De hecho, para utilizarlas con seguridad, debes tener un conocimiento profundo de la seguridad de las pilas, la corriente eléctrica, el funcionamiento de la resistencia y la ley de Ohm. En este caso, un mod mecánico puede ser una opción viable.

Por lo tanto, para evitar accidentes graves, los mods regulados son la mejor opción. Muchos de ellos también tienen un modo de bypass, por lo que si quieres vapear mecánicamente, todavía puedes hacerlo.

Un mod regulado, por lo tanto, puede adaptarse a cualquier estilo de vapeo y te permite beneficiarte de todos los mecanismos de seguridad pertinentes.

Si eres nuevo en el vaping, eliges, por tanto, un mod regulado. Aprovecha la tecnología y deja que haga su trabajo mientras tú sólo disfrutas del vaping.

Antes de terminar, invitamos a los vapers que lean este artículo a echar un vistazo a todos los magníficos artículos que pueden encontrar en la tienda de Terpy, la empresa número 1 en productos de vaping.

¡Esperamos verte en nuestro portal!