Según el Instituto Nacional de la Salud, los cigarrillos electrónicos ayudan a dejar de fumar

Esto es lo que dicen los estudios sobre cigarrillos electrónicos para dejar de fumar

¿El cigarrillo electrónico ayuda realmente a dejar de fumar? Según estudios recientes, los e-cigs pueden ser el mejor sustituto de los cigarrillos tradicionales con efectos positivos para la salud.

Los daños causados por el tabaquismo son bien conocidos y probados, y van desde el cáncer y las enfermedades cardiovasculares hasta los problemas respiratorios.

A pesar de estas pruebas médicas, dejar de fumar sigue siendo muy difícil hoy en día.

La principal dificultad está relacionada con la adicción a la nicotina, además de otros factores como el hábito, el contexto social y el sabor del tabaco encendido.

¿Cuáles son las mejores alternativas al tabaco?

¿Es plausible que los cigarrillos electrónicos sean la mejor opción para dejar los cigarrillos tradicionales?

En este artículo puedes conocer lo que dice el estudio realizado por el Instituto Nacional de Investigación Sanitaria e Investigación del Cáncer del Reino Unido, y por qué los cigarrillos electrónicos y los líquidos tabaquiles pueden considerarse buenos aliados para eliminar la adicción al humo del cigarrillo.

Cigarrillo abandonado

El estudio del Instituto Nacional de Salud: ¿Qué dice sobre los e-cigs?

El estudio realizado en Inglaterra y publicado en el New England Journal of Medicine afirma que los cigarrillos electrónicos funcionan mejor para dejar de fumar que otras soluciones como los chicles y los parches de nicotina.

El Instituto Nacional de Investigación Sanitaria realizó un seguimiento de más de 800 fumadores durante un año, dividiéndolos aleatoriamente en dos grupos: uno de ellos utilizaría cigarrillos electrónicos en lugar de fumar tabaco, mientras que el otro usaría parches y chicles de nicotina.

Los resultados mostraron que el 80% de los participantes en el grupo de los cigarrillos electrónicos no volvieron a los cigarrillos tradicionales al cabo de un año, mientras que sólo el 9% de los pacientes del grupo de los chicles y los parches fueron capaces de resistirse a fumar durante un año.

Se han planteado muchas preguntas sobre la eficacia de los cigarrillos electrónicos para combatir el tabaquismo y la dependencia de la nicotina, y muchos otros centros de investigación están estudiando estas cuestiones.

Aunque la comunidad científica se muestra reticente a asociar los cigarrillos electrónicos con dispositivos médicos, su eficacia para sustituir a los cigarrillos tradicionales, incluso en fumadores empedernidos, parece clara.

Lee también: Pipa electrónica: estas son las principales diferencias con el cigarrillo

Los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar: otros estudios relevantes

Ha llegado el momento de que la comunidad científica aclare de una vez por todas la eficacia de los cigarrillos electrónicos y los líquidos para vapear contra los daños relacionados con el tabaquismo.

Aunque los e-cigs llevan más de una década en el mercado, sólo en los últimos años se ha empezado a realizar una investigación experimental seria para definir los límites reales y el potencial de estos dispositivos.

En España, hay más de 15 millones de personas que pueden considerarse fumadores habituales, personas que son conscientes de que se enfrentan a graves complicaciones de salud y a una importante reducción de su esperanza de vida.

Se calcula que más del 70% de los fumadores quieren dejar de fumar sin conseguirlo realmente. Sólo el 10% de las personas que intentan dejar el cigarrillo consiguen evitar recaer en el plazo de un año desde su última fumada.

Cigarrillo electrónico para dejar de fumar

El primer indicio de que los cigarrillos electrónicos podrían ser un sustituto viable fue un estudio de 2010 publicado en el Journal of Public Health Policy.

Esta investigación determinó que los niveles de sustancias cancerígenas en el vapor producido por los e-cigs son mil veces inferiores a los encontrados en los cigarrillos de combustión tradicionales.

Un estudio italiano realizado en 2013 con 300 fumadores habituales demostró que muchos de ellos pudieron dejar de fumar los cigarrillos tradicionales gracias al uso de los e-cigarrillos.

Una característica interesante de este estudio, realizado por la Universidad de Catania, es que algunos pacientes disminuyeron o dejaron de fumar incluso cuando utilizaban cigarrillos electrónicos sin nicotina líquida, lo que sugiere que la adicción al tabaco no sólo está inducida químicamente por la nicotina, sino que también puede ser el resultado de componentes sociales y de comportamiento.

Por esta razón, el cigarrillo electrónico tiene una ventaja sobre otros tratamientos, ya que es capaz de simular y sustituir al cigarrillo tradicional en todos los aspectos mucho mejor.

Lee también: ¿Las mejores baterías 18650 para el cigarrillo electrónico? Estas son las características que debes conocer

Para concluir

Parece que la investigación científica está a punto de dar respuestas serias y definitivas sobre el uso de los cigarrillos electrónicos como un sustituto válido y médicamente relevante de los cigarrillos que contienen tabaco.

Si tú también estás a punto de dejar de fumar pero todavía tienes dudas sobre cómo hacerlo, te recomendamos que consideres seriamente un cigarrillo electrónico: podrás decir adiós inmediatamente a los daños causados por las sustancias cancerígenas, sin arriesgarte a los comunes síntomas de abstinencia y sin tener que luchar repentinamente contra la falta de hábito, tanto si estás solo como en compañía.

Esto aumentará en gran medida tus posibilidades de dejar de fumar para siempre.

En la actualidad existen muchos dispositivos electrónicos que pueden ofrecerte una experiencia similar a la de fumar un cigarrillo, pero sin permitirte envenenar tu cuerpo con todas las sustancias nocivas que produce la combustión del tabaco.

Visita nuestra tienda Terpy y descubre tus dispositivos y líquidos para cigarrillos electrónicos favoritos: ¡por fin podrás liberarte de los daños del tabaco!

Te esperamos en Terpy.es. Hasta pronto.