¿Cuánto tiempo deben reposar los líquidos de los cigarrillos electrónicos DIY?

¿Cuánto tiempo deben reposar los e-líquidos DIY?

Guía de maduración del e-líquido

La producción de líquidos para cigarrillos electrónicos es un aspecto que atrae a muchos vapers experimentados que optan por dosificar los ingredientes en busca de nuevos sabores y notas aromáticas especiales. Sin embargo, para crear e-líquidos de calidad, no basta con disponer de todos los componentes, sino que es imprescindible dar tiempo a que el producto final madure (como un buen vino).

En las siguientes líneas, descubrirás por qué es importante dejar reposar los líquidos, cuánto tiempo tardan en madurar y cómo puedes acelerar el proceso.

Líquido fresco para vaping

Cuánto tiempo tiene que madurar el líquido de un cigarrillo electrónico

A todos los vapers les ocurre en algún momento que quieren probar la preparación artesanal de líquidos para vaping, en parte por curiosidad y en parte para mezclar los diferentes sabores disponibles en el mercado a su gusto. Después de todo, una vez que uno ha adquirido cierta experiencia en el mundo del vapeo, es natural querer ir en busca de sabores diferentes y más personalizados que los líquidos sabor cremoso o sabor frutas ya preparados.

Sin embargo, un error bastante común que comete mucha gente es no esperar a que los distintos componentes presentes en el líquido, es decir, la base del eliquid (compuesta por propilenglicol y glicerina vegetal), los aromas para vaping y posiblemente la nicotina líquida, alcancen la homogeneización adecuada.

Para que los elementos se mezclen y se garantice un buen rendimiento aromático, es aconsejable esperar a que se complete el proceso de oxidación. El vínculo que el glicol y la glicerina establecen con los aromas y la nicotina (si están presentes), de hecho, da lugar a este fenómeno. Para saber si un líquido está listo para ser vaporizado, basta con observar su color (se oscurece con la oxidación), olerlo y, si es necesario, probar a vaporizarlo con un e-cig.

Como la mezcla de sabores afrutados, cremosos o de tabaco se produce de forma diferente según su aromaticidad y cantidad, no existe un plazo estándar para la maduración de los líquidos para cigarrillos electrónicos DIY; en general, sin embargo, una semana es un plazo razonable.

Lee también: Cómo elegir un buen cigarrillo electrónico (si acabas de empezar a vapear)

Por qué es mejor no vapear un líquido recién hecho

Como se ha mencionado anteriormente, es frecuente que un vaper primerizo no contenga su curiosidad por el producto y comience a utilizarlo inmediatamente. Pero, ¿qué implica vapear un líquido recién hecho? ¿Existen riesgos para la salud?

En realidad, las sustancias contenidas en un líquido para e-cig, ya sea comercial o artesanal, no cambian químicamente. Sí, es cierto, hay oxidación, pero no afecta en lo más mínimo al impacto sanitario del líquido. Por lo tanto, vaporizar un líquido no maduro no tiene estas implicaciones. Sin embargo, no se recomienda cargar el tanque de su cigarrillo electrónico con un líquido recién hecho. ¿Por qué?

Pues bien, todo el esfuerzo realizado para crear un producto artesanal se pierde si no se espera a que se produzca la amalgama adecuada entre sus componentes. En dos palabras, forzar el momento y no esperar a la homogeneización significa frustrar el potencial aromático del líquido. El resultado es que usted vapeará un producto pobre. Pero como la base del deseo de crear un líquido artesanal no es ciertamente esta premisa, averigüemos cuáles son los métodos más utilizados para acelerar la maduración.

Cómo acelerar la maduración de los líquidos para cigarrillos electrónicos

Cómo acelerar la maduración de los líquidos para cigarrillos electrónicos DIY

Puede llevar tiempo obtener un producto capaz de liberar al máximo sus propiedades y aromas. Ya lo hemos dicho. Pero, ¿hay algo que se pueda hacer para reducir la espera y conseguir una buena mezcla en menos tiempo que si simplemente se guarda en un lugar fresco y oscuro?

Por supuesto que sí. Hay tres técnicas principales a las que se puede recurrir:

  • El breathing:
  • El steeping;
  • El streathing.

Tranquilo, no hay que asustarse por estos neologismos. Veamos ahora en qué consisten estos métodos.

El breathing consiste en dejar la botella de líquido abierta para que se evapore el alcohol residual. Este procedimiento puede ayudar a mezclar los componentes más rápidamente, pero el líquido no debe dejarse “respirar” durante más de unas horas o se corre el riesgo de acelerar demasiado la oxidación.

El steeping, en cambio, es el clásico almacenamiento a puerta cerrada. Sin embargo, a diferencia del remojo pasivo, esta técnica requiere que la botella en la que se encuentra el líquido se agite durante unos minutos cada día. Al hacerlo, la amalgama se formará en un tiempo inferior a una semana.

Por último, el streathing es una técnica que implica el uso de calor para favorecer la mezcla. Se puede poner la botella al baño María en una olla o bajo el chorro de agua caliente. Algunos incluso se aventuran a utilizar el horno microondas. Este método facilita (y no poco) la mezcla de los componentes, pero incluye el riesgo de degradar la nicotina y los aromas del cigarrillo electrónico; para evitar este riesgo, es mejor no excederse con las temperaturas.

Lee también: ¿Es malo el cigarrillo electrónico? Comparación con el cigarrillo tradicional

En conclusión

Si pensabas que fabricar tus propios líquidos era suficiente respetar las dosis, después de leer este artículo serás consciente de que para vapear un producto de rendimiento óptimo hay que esperar a que madure. En Terpy puedes encontrar tanto una gran selección de líquidos ya preparados como los ingredientes necesarios para crear tu propio líquido, es decir, aromas para vapear, bases de nicotina y base del líquido.