Cómo limpiar las resistencias de los cigarrillos electrónicos (y el atomizador)

Métodos de limpieza para las resistencias y el atomizador del cigarrillo electrónico.

¿Quieres saber cuáles son los mejores métodos de limpieza para las resistencias y el atomizador de los cigarrillos electrónicos? Aquí hay algunas

Cuando usas tu cigarrillo electrónico, algunos de los líquidos y sabores se acumulan en el dispositivo, afectando negativamente a tu posterior experiencia de vapeo.

En concreto, los componentes de los líquidos que más ensucian las resistencias son la glicerina vegetal y los aromas más oscuros y espesos.

Permitir que estas sustancias se acumulen significa que estás utilizando un dispositivo que producirá una cantidad de vapor inferior a la normal y que, incluso cuando se utilicen los mejores líquidos para cigarrillos electrónicos, generará un regusto desagradable a quemado u otros sabores utilizados en el pasado.

Por lo tanto, es esencial limpiar tanto las resistencias como el atomizador del cigarrillo electrónico de forma correcta y constante.

Sigas leyendo para saber cuál es la mejor manera de limpiar los elementos calefactores de tu cigarrillo electrónico.

Estos son nuestros consejos.

Agua corriente para lavar las bobinas de los cigarrillos electrónicos.

¿Por qué es muy importante limpiar la resistencia y el atomizador del cigarrillo electrónico?

La limpieza adecuada del atomizador y de los elementos calefactores del cigarrillo electrónico es el primer paso para garantizar una buena experiencia de vapeo, especialmente con el paso del tiempo.

Algunos vapers, sin embargo, subestiman este aspecto y se limitan a sustituir la resistencia del atomizador periódicamente.

En realidad, esto hace que a menudo el aroma del último líquido aún persista, especialmente cuando se utilizan líquidos de tabaco, mentolados u otros sabores persistentes como la canela, el café o el melón.

Entonces, ¿cómo se procede?

Hay que armarse de un poco de paciencia y algo de detergente y, con la práctica, la limpieza de resistencias y atomizadores se convertirá en una operación cada vez más rápida e intuitiva.

Estos son los procedimientos.

Lee también: Cigarrillo electrónico de segunda mano: por qué podría ser un error

Cómo limpiar el atomizador de un cigarrillo electrónico

Por comodidad, empezaremos hablando de la limpieza del atomizador, ya que las bobinas (o resistencias) se encuentran en su interior.

Primero vacía los restos de la base de e-líquido y quita la resistencia, luego desmonta todas las piezas del atomizador, prestando mucha atención a cómo están ensambladas (para estar seguro de que puedes volver a unirlas).

Para evitar la pérdida de piezas, te recomendamos que utilice un contenedor.

Hay varias formas de limpiar las partes del atomizador, pero aquí hablaremos de los dos métodos más fáciles y eficaces:

  • enjuague;
  • el uso de la lavadora ultrasónica.

En el primer caso, lo que hay que hacer es desmontar el depósito y separar los componentes.

Llegados a este punto, pasa un chorro de agua tibia por cada pieza (pero ten cuidado, primero recuerda cerrar el desagüe del fregadero), luego seca cada pieza con un poco de papel secante y, antes de volver a montar el aparato, asegúrate de que todas las piezas del atomizador están completamente secas.

Esto es suficiente cuando el atomizador no está excesivamente sucio. Si no es así, puede ser necesario utilizar productos de limpieza.

Sin embargo, la mejor manera de conseguir un atomizador realmente limpio es utilizar la máquina de lavado por ultrasonidos, un dispositivo fácilmente disponible también en línea, que se suele utilizar en la industria de la joyería.

Utilizar esta herramienta es muy fácil.

Sólo tienes que poner los elementos del rociador que quieras limpiar dentro de una cesta, que luego introducirás en la bandeja correspondiente (previamente llena de agua con una o dos gotas de detergente) y programar la duración del lavado.

La limpieza de los componentes se realizará a través de un proceso llamado cavitación, es decir, la formación de minúsculas burbujas de vapor que, alcanzando cada pequeño espacio de los componentes del atomizador e implosionando, son capaces de desinfectar y limpiar de forma mecánica hasta los espacios más ocultos.

Pero ahora a las bobinas.

Cepillo y jabón neutro para limpiar las bobinas regenerables.

Cómo limpiar la resistencia de un cigarrillo electrónico

La limpieza de las coil, o de las resistencias, debe hacerse de forma diferente según los componentes que se tengan a mano.

Hay resistencias reemplazables y regenerables.

Resistencias reemplazables

Si tu cigarrillo electrónico está equipado con cartuchos reemplazables, tal vez con tanques sub-ohm, puedes proceder a la limpieza para mejorar tu experiencia de vapeo, pero con el conocimiento de que será difícil eliminar cualquier residuo de líquidos de vapeo.

Como su nombre indica, estos componentes deben ser sustituidos periódicamente.

Puedes dejar las resistencias en remojo, para que se ablanden los depósitos de líquido más persistentes y los aromas del cigarrillo electrónico, tras lo cual puedes frotarlas con toallas de papel. Antes de volver a montar este componente en su e-cig, asegúrese de que está completamente seco.

Resistencias regenerables

Si tienes un cigarrillo electrónico con un atomizador reconstruible, puedes limpiar el elemento calefactor con una práctica popular llamada “quemado en seco”.

Lo primero que hay que hacer es retirar las mechas de la resistencia.

Una vez que hayas retirado el algodón, puedes activar la bobina con el botón de encendido de tu caja, para que todos los residuos de líquido que haya en ella puedan ser literalmente quemados. Esto hace que sea mucho más fácil eliminarlos.

Sin embargo, a algunos vapers no les gusta esta práctica, ya que afirman que puede alterar las características físicas y químicas de la resistencia.

Como alternativa, retiran la bobina del cigarrillo electrónico y la enjuagan bajo el grifo.

Si el agua no es suficiente, pueden fregar suavemente la bobina con un cepillo de dientes suave y un poco de detergente neutro o lavavajillas.

En este caso, es muy importante asegurarse de enjuagar bien el elemento calefactor para evitar que queden residuos de jabón.

Lee también: Estudio estadounidense: no hay relación entre los e-cigs y Covid-19

Para concluir

Lo que te hemos contado en este artículo son los principales métodos de limpieza de bobinas y atomizadores de cigarrillos electrónicos, pero no son los únicos.

Dependiendo del dispositivo de vaping que tengas a mano, algunas personas prefieren un método en lugar de otro.

Sin embargo, sea cual sea el método que decida utilizar, recuerde que la limpieza de los componentes del cigarrillo electrónico es esencial para disfrutar plenamente del rendimiento del dispositivo y del sabor a tabaco, fruta o cualquier otro que decida utilizar.

Llegados a este punto, esperando que nuestro artículo te haya sido útil, te invitamos a que eches un vistazo a nuestra tienda Terpy.es.

En nuestra tienda online, dedicada al mundo del vaping, puedes elegir entre diferentes tipos de cigarrillos electrónicos, líquidos ya preparados (con o sin nicotina líquida), o todos los componentes para hacer tus propias mezclas personalizadas.

La amplia selección de productos Terpy te está esperando. Hasta pronto.