Cómo limpiar (con eficacia) el cigarrillo electrónico al cambiar el líquido

Métodos para limpiar eficazmente su cigarrillo electrónico

¿Sabes cómo realizar una correcta limpieza de tu atomizador para e-cig? Aquí hay cómo hacerlo (explicación fácil)

El mundo del vapeo brinda a sus usuarios la oportunidad de poder vapear una infinidad de e-líquidos de cigarrillos electrónicos diferentes, caracterizados por aromas particulares, que se adaptan mejor a cualquier contexto o período.

Sin embargo, justo cuando cambia de un e-líquido a otro, es muy común sentir el sabor del anterior durante el primer vape (un fenómeno llamado “sabor fantasma”).

¿Cómo eliminar esta mezcla inadecuada de sabores? En este artículo queremos explicar cómo limpiar el cigarrillo electrónico y sus componentes desmontables, para conseguir la mejor experiencia de vapeo posible.

Lee también: Los mejores líquidos para vapear durante el invierno: ¡3 consejos para tomar la mejor decisión!

Cigarrillo electrónico y piezas lavables: esto es lo que son y por qué debes cuidarlos.

Limpiar el cigarrillo electrónico es un tema que a menudo se da por sentado, pero que en realidad no todo el mundo conoce a la perfección y puede afectar significativamente la experiencia del vapeo.

Si te estás preguntando cómo eliminar el sabor de los líquidos de vapeo que has usado anteriormente en tu e-cig, antes de recargarlo con lo que usas actualmente, probablemente las modalidades de limpieza que has usado hasta ahora no hayan sido satisfactorias. Nuestros consejos sobre la limpieza de tu e-cig no solo te permitirán vapear de manera más placentera, sino que también asegurarán una vida más larga a tu e-cig.

De hecho, si se descuida el atomizador de tu cigarrillo electrónico, además de sentir una mezcla de sabores durante el vapeo, se acumularán residuos de polvo y aromas que reducirán su poder de calentar, disminuyendo su rendimiento.

Para que estos consejos sean claros para todos, es importante especificar que el e-cigarrillo es un dispositivo que consta de varios componentes que se pueden desmontar y lavar.

El conector entre la batería y el atomizador no suele entrar en contacto directo con el líquido y si es necesario se puede limpiar con un paño húmedo y luego secar con papel absorbente. El atomizador es la parte que más nos interesa, e incluye todos los componentes que entran en contacto con el líquido, y por lo tanto deben estar perfectamente limpios.

Esto es lo que son:

  • Drip tip: la parte del cigarrillo electrónico de la que se aspira el vapor
  • Deck: la base del atomizador al que se une la bobina.
  • Tanque: el tanque donde se inserta el líquido de vapeo
  • Tapa superior, vidrio, tornillos y otros componentes: todo lo que forma parte del atomizador

En cuanto a la resistencia (también llamada coil), el elemento que transforma la descarga eléctrica en calor y vaporiza el líquido, es la única parte del atomizador que no debe lavarse, ya que es un componente desechable. De hecho, el agua sería absorbida por el algodón y comprometería su correcto funcionamiento. Pero veamos en detalle cuáles pueden ser los métodos de lavado de los distintos componentes y qué se necesita para una limpieza eficaz.

Partes lavables del cigarrillo electrónico: que son y por que cuidarlas

Mantenimiento diario: pequeños trucos que alargan la vida de tu e-cigarette.

Los gestos más frecuentes a la hora de limpiar el cigarrillo electrónico, que podrías practicar casi todos los días al cambiar el líquido, son sencillos y sólo requieren un poco de toallas de papel.

Esto es lo que debes hacer:

  • si el líquido del interior de tu cigarrillo electrónico se ha agotado, puedes desmontar todos sus componentes;
  • limpiar el tanque con toallas de papel, que absorberá el líquido adherido a las paredes sin dejar pelusa;
  • enjuagar el drip tip con agua corriente;
  • sopla en el lado abierto del atomizador para hacer que se escapen los líquidos residuos;
  • Insertar un trozo de toalla de papel enrollado en la misma ranura, que absorberá el líquido alcanzable;
  • Pon el atomizador boca abajo y, si puedes, dejalo en esta posición durante unos minutos, para que eche otras pequeñas cantidades de e-líquido.

Después de este procedimiento, también puedes enjuagar el atomizador con agua corriente, y luego secarlo con cuidado siempre con papel absorbente.

Practicar esta rutina asegura que no se formen incrustaciones de e-líquido en tu cigarrillo electrónico y es una buena idea ser constante en la limpieza, incluso si siempre usas el mismo líquido. Se beneficiarán tanto el sabor del vaporizador como la funcionalidad del atomizador y de la resistencia.

De vez en cuando, sin embargo, es correcto dedicarse a una limpieza más profunda del e-cigarrillo y uno de los mejores momentos para practicarlo es al pasar del sabor de un e-líquido a otro.

Lee también: Cigarrillo electrónico aroma a ganja: ¿se puede realmente consumir legalmente en España?

Limpieza profunda del e-cig: métodos y herramientas.

Las partes del cigarrillo electrónico que periódicamente pueden necesitar una limpieza más profunda, para evitar que el sabor del líquido anterior invada el sabor del siguiente, son principalmente el atomizador y la coil (o resistencia). La limpieza de estos componentes puede plantear varias dudas, de hecho se puede hacer tanto de forma manual como con la ayuda de algunas herramientas. Veamos los principales:

  • Inmersión.

    Muchos vapes sumergen el atomizador y la coil en agua, vinagre y bicarbonato, o en alcohol alimentario. Estas sustancias eliminan los residuos de líquidos, pero deben enjuagarse a fondo, para evitar que se inhalen cuando se activa el e-cigarrillo.
  • Jabón neutro o detergente para platos.

    Para una limpieza profunda, se puede usar un cepillo de dientes suave y un jabón neutro o detergente para platos. Ambos productos deben quitarse perfectamente, enjuagando con agua corriente, y no deben producirse por olores fuertes y persistentes, potencialmente nocivos para el ser humano.
  • Lavadora ultrasónica.

    Si no te gustan los métodos manuales, puedes optar por la compra de una lavadora ultrasónica. Es un pequeño dispositivo que debe llenarse de agua, en el que se sumergen los componentes del cigarrillo electrónico a lavar.
  • Microondas.

    Otra herramienta utilizada (¡pero poco segura!) para limpiar los componentes del cigarrillo electrónico es el microondas, sumergiendo las partes del atomizador en un vaso lleno de agua. Sin embargo, desaconsejamos esta técnica para evitar problemas relacionados con la inserción de piezas metálicas en el interior del horno.

Independientemente del método que decida utilizar, es importante que antes de volver a montar las partes electrónicas del cigarrillo electrónico, te asegures de que estén secas a la perfección.

Esta previsión evitará averías desagradables a tu dispositivo de vapeo.

métodos y herramientas para la limpieza profunda del cigarrillo electrónico

Reflexiones finales sobre la limpieza del atomizador.

Siguiendo estos consejos sobre el lavado del cigarrillo electrónico, podrás eliminar los residuos de e-líquido de tu atomizador y podrás pasar fácilmente de líquidos cremosos a afrutados sin que el sabor del anterior interfiera con el siguiente.

Evidentemente, para poder hacerlo de manera excelente, debes cuidar el e-cig cambiando la resistencia, ya que el algodón del mismo quedaría en todo caso impregnado con el líquido anterior para el primer vapeo. En este sentido te aconsejamos que dediques un atomizador a una categoría determinada de líquidos de vapeo, con el fin de evitar excesivas diferencias aromáticas.

Ahora que tienes todo lo que necesitas para la limpieza adecuada de tu e-cig, ¡compra los mejores líquidos para cigarrillos electrónicos con o sin nicotina en Terpy!