Cómo limpiar correctamente el atomizador del cigarrillo electrónico.

Atomizador de cigarrillo electrónico: cómo hacer una limpieza adecuada

Limpieza del atomizador del cigarrillo electrónico: un buen hábito que permitirá al vaporizador mantener un rendimiento óptimo durante mucho tiempo.

Mantener limpio el cigarrillo electrónico debería ser la práctica de todos los vapeadores. Esto te permitirá disfrutar plenamente del vaping, manteniendo excelentes los estándares de caladas durante mucho tiempo.

Aunque los e-líquidos de vapeo no tienden a dañar los componentes mecánicos y electrónicos del dispositivo, dejan residuos que, uso tras uso, se acumulan y reducen el rendimiento de tu cigarrillo electrónico.

No solo eso, en algunos casos los dispositivos más nuevos pueden tener atomizadores y tanques que emiten un olor extraño a aceite para máquinas, por lo que una buena limpieza será la mejor manera de garantizar una experiencia de vapeo satisfactoria sin inconvenientes extraños.

Si has optado por proceder con la limpieza del atomizador, es importante que conozca las partes de las que está compuesto:

  1. Boquilla, llamada Drip tip, donde colocas tus labios para aspirar;
  2. Tanque, denominado Tank, que constituye la parte que contiene los líquidos para cigarrillo electrónico;
  3. Resistencia, denominada Coil, la parte que se calienta para permitir la vaporización del fluido;
  4. Base, también llamada conector, que conecta el atomizador a la batería de tal manera que permite que la resistencia se caliente.

Nuestro Blog Terpy sobre e-liquids y terpenos intenta tratar el mundo del vapeo en 360°, brindándote información fresca y siempre actualizada, independientemente de nuestros intereses y productos de la empresa.

A continuación, explicaremos cómo limpiar cada parte de tu atomizador.

Cómo limpiar adecuadamente el atomizador

Cómo proceder para limpiar el atomizador en 3 sencillos pasos

Primero, para limpiar tu dispositivo de vapeo, deberás desmontar el atomizador y separarlo de todos sus componentes. Una vez hecho esto, puedes proceder con una limpieza general. Cada parte del atomizador requerirá una limpieza ligeramente diferente, por ejemplo:

  1. La boquilla se puede lavar por dentro con un bastoncillo de algodón empapado en agua caliente y una gota de líquido para lavavajillas, mientras que por fuera se puede desinfectar con alcohol;
  2. Vapear una base liquido neutra será suficiente para limpiar el tanque;
  3. En cambio, la resistencia se puede pasar bajo agua caliente y con la ayuda de un cepillo de dientes será posible raspar incluso las cavidades más difíciles.

De hecho, es bueno tener cuidado al mantener también limpias y libres de incrustaciones las conexiones entre la batería y el atomizador. Para hacer esto, le recomendamos que utilices un paño sin pelusa, posiblemente una tela suave, y lo humedezcas con alcohol.

Lee también: Tabaquismo pasivo y cigarrillo electrónico: así son las cosas

Antes de volver a conectar el dispositivo a la fuente de alimentación, asegúrate de que todos los dispositivos estén completamente secos.

Una cosa que quizás no sepas es que puedes optar por limpiar el atomizador más a fondo usando la técnica de remojo o usando un limpiador ultrasónico.

En el primer caso, simplemente hay que sumergir el atomizador en agua caliente hasta que se enfríe, luego enjuagarlo con agua corriente y secarlo con cuidado.

En los casos de depósitos más resistentes o aromas desagradables, puedes remojar el dispositivo en propilenglicol durante una o dos horas y luego proceder como se indicó anteriormente. En la tienda Terpy puedes comprar la base PG para usarlo tanto para la limpieza como para vapear.

En el segundo caso, si el cigarrillo electrónico necesita una limpieza profunda, puedes utilizar el limpiador ultrasónico. Usualmente utilizado para joyas y metales preciosos, también se presta al cuidado del vaporizador personal y sus componentes, como los atomizadores.

Al agregar un par de gotas de detergente para platos al limpiador o un poco de bicarbonato de sodio, el atomizador se irá deshaciendo de cualquier residuo.

Limpiar con bicarbonato de sodio

¿Por qué es importante mantener limpio el atomizador?

Como sabrás, o habrás adivinado por los párrafos anteriores, el atomizador y por tanto la resistencia, el tanque, etc., son partes fundamentales del cigarrillo electrónico.

No es exagerado decir que el atomizador es el corazón de tu cigarrillo electrónico y el rendimiento de tu dispositivo de vapeo depende de su buen funcionamiento.

El atomizador se encarga de calentar el e-liquid y permite transformar el fluido de substancia líquida a vapor. Sin él, el cigarrillo electrónico sería un accesorio inútil. Por lo tanto, mantenerlo limpio te permitirá vapear sin encontrar problemas de varios tipos.

Lee también: ¿Qué pasa si pongo agua en el cigarrillo electrónico?

Una curiosidad: la razón por la que el atomizador a veces se ensucia y deja un sabor desagradable en el paladar suele ser el uso de líquidos frutales y e-liquidos cremosos que, a la larga, liberan filamentos ligeramente pegajosos que pueden tapar el dispositivo y obstruir el flujo de aire al vapear.

Los e-líquidos tabaquiles, por otro lado, no parecen causar estos problemas.

Afortunadamente, como has visto, el proceso de limpieza del atomizador no es tan complicado y con unos sencillos pasos puedes garantizar un funcionamiento prolongado y óptimo de tu cigarrillo electrónico.

Recuerda que desde el sitio web de Terpy no solo puedes comprar los productos necesarios para vapear, sino acceder a nuestro blog para estar al día de las últimas novedades sobre el mundo de los cigarrillos electrónicos.