Todo lo que necesitas saber sobre cómo ajustar el flujo de aire del atomizador

Cómo ajustar el flujo de aire del atomizador | Terpy

Publicado en: 23/01/2023

Flujo de aire del atomizador: cómo ajustarlo para una mejor experiencia de vapeo

Si has decidido abrir este artículo, significa que te gustaría saber cómo ajustar los orificios del atomizador y por qué su tamaño es tan importante, ¿verdad?

De hecho, optar por orificios más grandes o pequeños puede cambiar significativamente tu experiencia de vapeo.

Si te preguntas cómo, sigue leyendo este artículo, ¡definitivamente es para ti!

Flujo de aire-atomizador | Terpy

La importancia del flujo de aire del atomizador

Cuando inhalas, se crea un vacío en el atomizador que atrae el aire a través de los orificios, que lo enfrían y provocan un fenómeno de condensación, del que se deriva el vapor real.

Debes saber, de hecho, que cada atomizador tiene orificios a través de los cuales pasa el aire cuando el vaporizador se extrae del pico. Este aire entra por los agujeros y llega a la resistencia que mientras tanto se va calentando, gracias a la energía suministrada por la batería: aquí se lleva el vapor generado por el calor y luego sale, precisamente, por el surtidor, y está listo para ser vapeado.

Estos orificios son regulables, por lo que cuanto mayor sea su diámetro, más fácil será el paso del aire y, en consecuencia, la producción de vapor. De hecho, puedes hacerlos más grandes o pequeños según el flujo de aire deseado, lo que afecta en gran medida la experiencia de vapeo.

¿Cómo?

Sencillo: si dejas entrar mucho aire, entonces se produce más vapor y la resistencia se calienta menos (porque el aire ayuda a disipar el calor); sin embargo, el sabor es menos intenso y tiendes a consumir más e-líquido. Por el contrario, si dejas entrar menos aire, tendrás un sabor más intenso y un menor consumo de e-líquido para vapear, pero el vapor producido será menor y la temperatura mayor.

Lee también: Atomizador no reconocido: qué hacer cuando lees la advertencia ‘no atomizer

Ajustar el flujo de aire del atomizador: la diferencia entre agujeros ajustables y agujeros fijos

Como mencionamos anteriormente, la mayoría de los atomizadores actuales tienen un control de flujo de aire ajustable.

Cambiar el tamaño del orificio de aire lleva unos segundos y se puede cambiar libremente, de acuerdo con las preferencias del propietario del e-cig, de un orificio de aire de diámetro pequeño a uno más grande.

Los atomizadores antiguos, por otro lado, generalmente tienen orificios de aire fijos colocados lateralmente. Si deseas un orificio de aire más grande, debes perforarlo manualmente.

Son los atomizadores con este tipo de diseño los que tienen el potencial de crear la mayor cantidad de vapor. No es raro ver una variante de este tipo (dos orificios de aire extremadamente grandes) utilizada con bobinas duales en los llamados ‘concursos de vapeo’.

Pero eso no es todo.

El tamaño del atomizador afecta el vapor y el sabor. Los atomizadores más pequeños (en particular, la cámara donde se vaporiza el e-líquido) generan sabores más pronunciados y un vapeo más caliente.

Flujo de aire del atomizador| Terpy

Flujo de aire del atomizador: ¿mejor agujeros grandes o pequeños? La respuesta es: “depende”

Elegir el tamaño de los agujeros depende de lo que uno esté buscando según el gusto y la cantidad de vapor.

Como mencionamos, el aumento del flujo de aire permite que las bobinas se enfríen más, lo que hace que el vapor sea más cómodo de inhalar y aumenta el volumen.
Tomemos un ejemplo.

Supongamos que quieres vapear nubes más grandes. En este caso, la forma más fácil es usar un tanque de sub ohmios diseñado para aumentar el flujo de aire y producir más vapor, especialmente cuando se combina con una batería de alto rendimiento.

Además, considera que si tienes un atomizador con resistencias que tienden a durar menos de lo deseado, entonces es preferible aumentar la apertura de los orificios para que se calienten menos. Demasiado calor, repetimos, arruina más rápido las resistencias.

Por otro lado, dejar entrar más aire significa tener que hacer frente a un mayor gasto porque se consume más e-líquido.

Ten en cuenta que las bobinas deben colocarse lo más cerca posible del orificio de ventilación para maximizar la eficiencia. Cuanto más lejos estén, menos vapor se produce. Sin embargo, es crucial asegurarse de que la bobina no toque ninguna parte de la tapa superior o la base del atomizador, ya que esto provocaría un cortocircuito y arruinaría la batería.

Los agujeros de aire más pequeños, por otro lado, ofrecen un mejor golpe de garganta y sabores más pronunciados.

Finalmente, otra cosa a considerar son las preferencias personales del vapeador.
Para aquellos que prefieren vapear boca-pulmón (es decir, primero llevar el vapor a la boca y luego inhalarlo), se debe ajustar un flujo de aire más pequeño. Aquellos que prefieren el vapeo pulmonar (es decir, aspirar directamente a los pulmones) deben ajustar el flujo para que sea más abundante.

Lee también: Cuántos tipos de bobinas para cigarrillos electrónicos existen y cómo elegir la más adecuada

Conclusiones

En este artículo hemos visto cómo ajustar el flujo de aire del atomizador del cigarrillo electrónico. La elección de ajustar los agujeros a un tamaño determinado depende de numerosos factores y, uno de ellos, de los gustos del vapeador.

Si prefieres un sabor más intenso es preferible optar por agujeros más pequeños, si por el contrario quieres que la resistencia no se recaliente demasiado es preferible aumentar su diámetro.